top of page

Febrero

Continúa el invierno. Algunos de los productos del otoño comienzan a desaparecer y su producción a escasear. Muchas de las raíces y cítricos todavía aguantan el frío de este mes pero también aparecen otros con grasas y nutrientes importantes para que nuestro cuerpo almacene y poder sobrellevar el pico del invierno.

Sliced Avocado

Aguacate

Su piel puede ser lisa o rugosa, de color verde brillante o negro, y pueden tener forma de pera, huevo o esférica. Un aguacate está maduro cuando cede a una suave presión al apretarlo. México lidera la producción de aguacate a nivel mundial y representará entre el 55 y el 60 por ciento de las exportaciones en 2022.
La palabra “aguacate” proviene de la palabra náhuatl (azteca) “ahuacatl” o “ahuakatl.

Los aguacates son un superfood: están repletas de grasas saludables, vitaminas, minerales y fibra, incluidas las vitaminas C y K, las vitaminas B y el potasio. Tienen un alto contenido de ácidos grasos (omega 3 y 6), que son importantes para la función cerebral, el metabolismo y el crecimiento de los huesos, la piel y el cabello. Las grasas que contienen también pueden ayudar a promover la salud del corazón.


La forma más común o conocida mundialmente para preparar el aguacate es en guacamole. Sin embargo hay muchas formas para prepararlo: queda increíble en postres para dar textura (como en la mousse de chocolate o paletas de aguacate). También puedes preparar un delicioso y cremoso helado de aguacate con o sin lácteos; e incluso hacer un toast con una buena rebanada de pan masa madre con aguacate y prepararlo de muchas maneras: con un chorrito de sriracha, rábanos en rodajas, jitomates picados, huevo pochado o duro, semillas de sésamo, con kimchi o lo que sea.

Colorful Cauliflowers

Coliflor

Está repleta de vitamina C y además tiene una buena cantidad de potasio y fibra.
La coliflor es técnicamente una planta con flores. Sin embargo, la coliflor que comemos se cosecha mucho antes de que florezca. 
La coliflor se conservará durante algunas semanas si se mantiene seca y tapada en el refrigerador. Si se descubre, la coliflor comenzará a marchitarse después de unos días.
Las verduras cultivadas industrialmente a menudo dependen del uso excesivo de pesticidas y fertilizantes químicos. Por su configuración, la coliflor absorbe y guarda muchos pesticidas por lo que definitivamente es recomendable buscar coliflor orgánica.
Para cocinarla, usa un cuchillo para quitar los floretes del tallo. Si te preocupa encontrar gusanos o insectos remoja la cabeza en agua salada durante 30 minutos antes de cocinarla y luego enjuáguala con agua fría.
La puedes hervir, cocer al vapor, estofar y asar. Para una coliflor asada fácil te recomiendo blanquear los floretes durante unos minutos y luego mezclarlos con sal marina y aceite de oliva. Transfiere a una fuente para hornear y asa a 180 C durante unos 10 minutos, hasta que se doren.

chirimoya.jpg

Guanábana

Mark Twain llamó a la guanábana “la fruta más deliciosa conocida por el hombre”.
Aunque su textura es tan cremosa y rica como el helado, las guanábanas no contienen grasas ni colesterol. Las frutas son ricas en fibra y son una buena fuente de vitamina C y vitaminas del complejo B.

Las guanábanas son parte de la familia de la chirimoya que también incluye a la papaya. Aunque a menudo se les llama con el mismo nombre, la guanábana es diferente y muchos la consideran superior en sabor a la chirimoya. Las semillas de ambas frutas son venenosas y su toxicidad se amplifica al ser trituradas.
Las chirimoyas locales frescas son mucho más cremosas y sabrosas que las de los supermercados. La fruta debe ser muy suave y tener una fuerte fragancia tropical.
La fruta se cosecha cuando aún está firme y se deja madurar fuera del árbol. La fruta completamente madura es extremadamente suave y frágil y se daña fácilmente, así que espera unos días desde la compra para partirla y comerla. La fruta es exquisita y se disfruta tal cual, prueba incluso con un chorrito de limón por encima. Si quieres ser creativa, puedes comerlas de diferentes formas en las que resalten su sabor y textura: licuados (licúala con fruta o sola con un poco de leche de coco para obtener un licuado cremoso); en ensaladas; en una tarta (puedes preparar un postre fácil en un instante horneando una base de tarta vacía y llenándola con pulpa de guanábana triturada, cubre con frutos rojos y unas gotas de jugo de limón y el postre estará listo). Incluso puedes probarla en bebidas haciendo un puré de guanábana sin piel y sin semillas con leche de coco y piña. 

bottom of page